LA CAÍDA

por egoitzmoreno


Como se me terminó la permanencia, me llamaban los de Movistar un par de veces al día. Nunca cogía; a veces, como un cabrón, le pasaba el teléfono a Lide, que les contaba su vida… pero hace un par de semanas, se me ocurrió que los últimos teléfonos que había estado usando me los había pasado mi hermano y que ya iba siendo hora de tocarles lo cojones.

Así que, cuando volvieron a llamar, cogí. Efectivamente, la chica me dijo que me correspondía un teléfono de gama alta, por el tiempo que llevaba con ellos, los puntos, etc. y me ofreció un Blackberry.

Le dije que no, que quería un Iphone. Me dijo que era imposible, que no quedaban, que lleva un plan distinto… Así que dije que me pasara con bajas, que es algo que aprendí de mi amigo Juan, que domina este tipo de negociaciones a la perfección.

Y me pasó con su supervisor.

Y éste con otra chica.

Me ofrecieron el Iphone 4 (16 Gb) por doscientos cincuenta euros. Y le dije que era ridículo; que era más caro que darme de baja y volver a darme de alta… con ellos mismos; que trataban mejor a los nuevos que a los clientes de toda la vida…

Y me dijo que sí, que tenía razón. Como te lo cuento… Así que le dije que sí, que me iba a dar de baja de inmediato… Y darme de alta en Vodafone, que tenían ofertas similares… Iba a decirles que, además, iba a coger los teléfonos de mis padres y los iba a dar de baja… y que contaría aquí alguna patraña para… Pero no hizo falta, me dijo que iba a comprobar una cosa y al cabo de un minuto me soltó que Movistar me regalaba doscientos euros y ciento cincuenta mil puntos. Y que me daba el Iphone con tarifa Premium. Le dije que no, que yo no podía pagar eso; que quería la básica.

Y me dijo que sí.

Luego me pasó con un tío que me explicó cómo iba todo: iban a mandarme un sms con un número para que me pasara por una tienda a retirar el terminal. No había terminado de decirlo cuando escuché cómo llegaba el mensajé.

Y ya está. Bueno, por supuesto, me cobró veinte euros por cambiar no sé qué plan, y algo más por no sé qué. Pero, prácticamente, me había salido gratis, un teléfono que costará más de quinientos euros… Aunque, en realidad, si echas cuentas, lo pagas con creces: multiplicas los veintiun meses de permanencia por los quince euros que te cuesta la mierda de internet… y vaya si lo estás pagando.

Pero, a lo que vamos… Pasé al día siguiente por una tienda Movistar… Y no les quedaba. Por la tarde, pasé por una que está cerca de casa y la tía sonrió muy condescendientemente: no hay; no sabe cuándo va a haber; tiene una lista de espera, por si quiero apuntarme.

Le dije que no.

Al día siguiente, llamé a otras cinco tiendas. Uno me dijo que ese mismo día le habían llamado otros cinco para lo mismo; que no había terminales, en toda España.

Entré en Internet y comprobé que, efectivamente, Movistar y Vodafone habían vendido más de la cuenta… Pero un tío, en un foro, comentó que sabía de buena tinta que Movistar tenía alguno reservado para nuevas cuentas.

Lo dejé pasar y, cuando iba caducar el número, llamé a Movistar, a ver si arreglaba el asunto.

Le dije a quien quiso atenderme, que les cuesta un huevo, que quería que me mandaran el teléfono a casa, que no quería ir a ninguna tienda. Me dijo que no había Iphones, que no los tenían en stock y le pedí que me lo enviaran cuando tuvieran, que me daba igual esperar un mes, que no quería andar buscándolo por ahí.

Me dijo que eso era imposible, que si me había llegado el sms él no podía hacer nada.

Le dije que eso era absurdo y que, además, el número dejaría de tener validez en unas horas…

Y me colgó.

Mosqueado, llamé de nuevo. Me atendió una chica a la que solté toda mi rabia: que había pedido que me mandaran el Iphone a casa y, en su lugar, había recibido un mensaje con un número, le dije. Que, además, cuando había llamado para pedir explicaciones me habían colgado, que era una vergüenza, que si no se arreglaba este asunto…

Y me dijo que de acuerdo, que me llegaría el terminal en diez días.

Y así fue.

Te llega con una tarjeta microsim, que hay que meter para activar el aparato. Se supone que, cuando llega, llamas y, dándoles un código, te dan de alta la tarjeta nueva (y de baja la antigua, claro).

Total, que llamé; me torearon un poco y… tres días después, llamé de nuevo porque no la habían activado.

Movistar son así, una panda de incompetentes que te puede dar algo.

Pero ya lo estoy usando.

Y es… Bueno, yo no entiendo mucho de esto; no sé si habrá teléfonos mejores… pero éste va a toda hostia, te deja hacer de todo y las aplicaciones parecen infinitas… De hecho, anoche me engorilé, busqué aquí y aquí… y…


En fin, dos horas me llevó. Pero es porque quería comprobar que no corría riesgos idiotas… y porque no tengo ni guarra, claro… En realidad, en quince minutos tienes el trasto listo para llenarlo de mierda.

Más adelante ya te contaré qué voy descubriendo.

Estoy contento.

I M A G E U P D A T E

Anuncios