VIGALONDO NAZI

por egoitzmoreno



Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro vinos podré decir mi mensaje: ¡El holocausto fue un montaje!


Nacho Vigalondo en Twitter

Es cierto que si eres poeta o estrella del rock, por ejemplo, se te permiten ciertas licencias… Te ríen las gracias, se aprenden tus lecciones y, si tienes buen beber, todo el mundo disfruta con tu rollo… Al menos, todo el mundo que no se queda cuando empiezas a echar las potas.

Pero ésa es otra historia. Lo que trato de decir es que (un elevado grado de) talento arrastra cierta excentricidad… y la gente lo sabe, lo asume.

Hasta que deja de hacerlo.

Nacho, que fue -y quizá vuelva a ser- personaje de moda, ha visto qué pasa cuando, desde ahí arriba, sueltas un chiste y no funciona.

Ha pasado de pasearse por tu televisor mostrando su ipad a desaparecer de las páginas de El País como si fuera un apestado.

Y yo entiendo que hay cuestiones sobre las que no se puede bromear en según qué ámbitos… Vamos, que no puedes ir a un funeral, sacarte la chorra y mear sobre la caja abierta… Aunque, estoy convencido de que podrían darse las circunstancias que permitieran esto y más, por ejemplo, cuando la palme Fraga.

Supongo que, lo que no se puede, en realidad… es permitir que la respuesta te pille desprevenido. Me refiero al feedback de un montón de envidiosos de mierda, que a la mínima van a ir a por ti.

¿El problema? Pedir disculpas. Tío, ¿qué cojones haces justificándote, diciendo que no eres negacionista?, ¿¿es que nos hemos vuelto locos??

Descarga el vídeo aquí.

Y piensa que, quizá, el problema sea que se quedó a medias; que era un chiste malo, y no demasiado bruto; mucho mejor le habría quedado, por ejemplo: “ahora que tengo más de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro vinos podré decir mi mensaje: gora ETAAA!!!”

Hale. Tampoco pasa nada si no lo entiendes.

I M A G E U P D A T E

Anuncios